Os presentamos una de nuestras piezas estrella. Por su originalidad, calidad pero sobre todo por el significado que hay detrás de ella. Es nuestro colgante . Diseños pensados para embarazadas, para las madres y para sus hijos.

Se trata de un llamador de Ángeles en forma de chupete. Los llamadores emiten un suave, armonioso y agradable, como el sonido de unas campanitas. Según la tradición el llamador atrae y avisa a nuestro Ángel Guía de la Guarda, un amuleto que protege a la madre y al hijo, durante los meses de embarazo

Es alrededor de las 20 semanas de embarazo cuando el bebé podrá oír y disfrutar del sonido relajante que el llamador emite cada vez que su madre se mueve. Después del nacimiento, el bebé estará familiarizado con este sonido del amuleto y se tranquilará, lo que le convierte a estos collares en un genial recurso para calmar al bebé.

Además este colgante es una joya que crea una historia de tradición entre madre e hijos. Su suave sonido de campana simboliza esta unión única e íntima compartida entre la madre y el bebé, una unión que consigue atravesar las fronteras del tiempo, del espacio y de la vida.

Es alrededor de las 20 semanas de embarazo cuando el bebé podrá oír y disfrutar del sonido relajante que el llamador emite cada vez que su madre se mueve. Después del nacimiento, el bebé estará familiarizado con este sonido del amuleto y se tranquilará, lo que le convierte a estos collares en un genial recurso para calmar al bebé.

Además este colgante es una joya que crea una historia de tradición entre madre e hijos. Su suave sonido de campana simboliza esta unión única e íntima compartida entre la madre y el bebé, una unión que consigue atravesar las fronteras del tiempo, del espacio y de la vida.